Páginas

viernes, 1 de septiembre de 2017

Un año leyendo autoras

Photo by Ben White on Unsplash

   
Aproximadamente, durante septiembre del año pasado, empezó a fraguarse por Twitter una conversación de lo más interesante sobre qué porcentaje de libros escritos por mujeres había en comparación con los escritos por hombres. Escritos y leídos, claro. Todo ello consiguió que muchos de nosotros, lectores ávidos que no mirábamos el género de quién escribía porque lo importante es la historia en sí (primer error), hiciéramos una revisión de nuestras listas de lecturas y las cifras que se obtuvieron no fueron nada agradables y no dejaron muy bien paradas a las autoras. El hecho en sí de ser conscientes de ese problema generó una avalancha de iniciativas y proyectos que han ido creciendo durante el último año y que están empezando a formar una grandísima base de datos a la que recurrir en el caso de que queramos leer algo, del género que sea, pero que esté escrito por una mujer.


                
   Por mí parte me gustó mucho la idea y comencé a indagar listas de libros, las típicas como “1000 libros que leer antes de morir”, “10 libros para soportar el verano”, “Los 100 libros que no pueden faltar en tu casa” y muchas más. Y sí, el porcentaje de autores y autoras no estaba nada equilibrado. Sobre todo si nos remontamos unos 200 años atrás y según qué género. En particular, me topé con el artículo de “Ahora solo leo libros escritos por mujeres y esto es lo que he aprendido” y empecé a replanteármelo. ¿Qué pasaría si única y exclusivamente leyese libros escritos por mujeres durante un año? Pues que ha molado mucho y he descubierto a un sinfín de autoras. Como dije en su momento en la entrada que le dediqué al #LeoAutorasOct de 2016, sí que tenía un autor favorito, de esos por los cuales te leerías hasta su lista de la compra, pero no tenía una autora favorita. ¿Por qué, por qué, por qué? Dejé de preguntármelo, porque sabía perfectamente qué estaba pasando, y le puse remedio. Empecé a leer exclusivamente libros escritos por mujeres. ¿Me convierte esto en una persona horrible? Bueh. Seguramente mucha gente pondrá el grito en el cielo por ello, incluso dirán que se está discriminado a los autores, pero en ningún momento se dice que no se los vaya a leer dentro de un tiempo, cuando muchos y muchas hemos leído una gran cantidad de comentarios despectivos hacia las autoras, por el simple hecho de ser mujer o de dedicarse a un género u a otro. El romántico o el juvenil, para mas inri. Dejando eso de lado, porque son debates que se han visto por Twitter hasta la saciedad, quería compartir la experiencia y recomendar a todas esas escritoras cuyos libros he tenido la oportunidad de disfrutar durante estos últimos meses.

   Empezando desde septiembre de 2016 hasta septiembre de 2017 he leído 43 libros, algunos de ellos pertenecían a la lista que realicé para el #LeoAutorasOct y que, en general, habían sido recomendaciones que había apuntado del resto de entradas de la iniciativa. De todos ellos destacaría Teoría King Kong de Virginie Despentes, la trilogía El Vatídico de Robin Hobb, la trilogía Xenogénesis de Octavia E.Butler y El cuento de la criada de Margaret Atwood. Como veis hay fantasía, ciencia ficción y un poco de feminismo. Lo mejor de todo es que creo haber encontrado a una autora favorita porque me leería hasta la lista de la compra de Robin Hobb. Por otro lado, uno de mis grandes descubrimientos ha sido Sarah Waters con El ocupante y Marion Zimmer Bradley con Las nieblas de Avalón. Con el primero de ellos me animé gracias a una lectura conjunta y con el segundo por culpa de la maravillosa entrada que se le dedicó en Adopta una autora no hace mucho. Sigo con Dientes blancos de Zadie Smith, Todos deberíamos ser feministas y Cómo educar en el feminismo de Chimamanda Ngozi Adichie y El papel pintado de amarillo de Charlotte Perkins Gilman. Tres autoras que se han centrado en las mujeres para contar sus historias. Destaco sobre todo el de Perkins porque aun recuerdo una escena que me puso los pelos de punta.


   Como veréis al final la lista de libros es aún más larga, pero solo quería mencionar unos pocos para recomendarlos. Siendo así, no puedo dejar pasar la oportunidad y os animo a todos y todas a que le echéis un vistazo a la Editorial Cerbero. Desde que anunciaron su aparición en el mercado editorial he ido adquiriendo todas las novelas cortas que han ido publicando y, de todas ellas, recomiendo encarecidamente Domori de Sofía Rhei y 36 de Nieves Delgado (vaya, creo que tengo otra autora favorita), porque me tienen robao el corazón. En realidad todo su catálogo es una auténtica delicia,  los bolsilibros son una cucada, defienden a capa y espada sus valores y todo el equipo es un amor. Dadles una ojeada porque no os vais a arrepentir.
   Y ya para acabar, debido a mi viaje al Celsius, me topé con la antología de relatos de ciencia ficción española, Alucinadas III. En la charla que se dio para su presentación me quedé con unas ganas tremendas de darle un tiento y no tardé mucho en hacerlo. Recomendadísimas sus dos primeras antologías, sobre todo porque vais a descubrir nuevas voces del género a las que no hay que perderles la pista.


 Y tras todas estas recomendaciones viene la pregunta del millón: ¿he encontrado alguna diferencia entre la escritura de hombres y mujeres? Sí y no. Aunque en realidad lo que me he topado ha sido con libros escritos por personas que son o no conscientes de un problema y de cómo tratan a sus personajes, en particular a los femeninos, que acaban por adoptar los roles de siempre, llevados al extremo de blanco o negro y que, al final se quedan como un simple adorno en la trama. De ahí que sea tan necesario toda la serie de proyectos e iniciativas que mencionaba al principio de la entrada, que dan visibilidad al problema, abren los ojos del lector diciéndoles que sí hay más de lo que nos quieren hacer ver. La solución a todo ello es bien fácil: primero hay que reconocerlo, ser conscientes de él y después ponerse a ello. Y la mejor solución es leyendo y recomendado libros escritos por mujeres.
   

6 comentarios:

  1. Me encanta como la mitad de los blogs que leo se ha dedicado casi exclusivamente a leer libros de autoras últimamente. Yo ando en #AdoptaUnaAutora, obviamente y tengo un club de Lectura/Colectivo feminista para visibilizar mujeres que escriben en Libros b4 Tipos y cada que veo clubs de Lectura así me emociono.

    Me llevo como recomendación algunos de los libros que has puesto y yo te recomiendo a Amélie Nothomb y a Liliana Bodoc si vas a seguir leyendo autoras. También a mi adoptada, obviamente, Poniatowska.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se ha ido expandiendo y ha sido maravilloso ver cómo el resto de la gente ha descubierto nuevas autoras y libros por leer.
      Me apunto los que me recomiendas. Gracias!

      Eliminar
  2. ¡Qué reto tan interesante! Me alegra que te hayas animado a seguirlo y que además lo hayas disfrutado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Es la primera entrada que leo de tu blog y me resulta muy interesante, en especial me alegra que menciones a Robin Hobb pues es una de mis favoritas. Si algún día te faltan ideas, te recomiendo a Muriel Barbery. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Buenas! Yo debo de ser de las "raras"; cuando salió este tema sobre la cantidad de lecturas que hacemos de hombres y mujeres, yo conté lo que había leído ese año y... ¡había leído más autoras! xD Y así sigo, inconscientemente; en agosto, de 4 libros, 3 autoras.
    De los que mencionas no he leído ni uno, pero tengo en mis estanterías a Sarah Waters y a Adichie ;)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Adelante, soy toda ojos O.O