Páginas

martes, 8 de noviembre de 2016

Reseña trilogía "Xenogénesis" de Octavia Butler

Amanecer ~ Ritos de madurez ~ Imago
Trilogía Xenogénesis
Autora: Octavia Butler ~ Traducción: Luis Vigil


Cuando Lilith Iyapo despertó ya no estaba en la Tierra. Porque la Tierra estaba muerta, y Lilith, temía, estaba viva. Pero los terrores que atormentaban su pasado no eran nada comparados con el futuro que sus salvadores alienígenas habían elegido para ella. Los oankali, comerciantes genéticos que manipulaban el ADN como el hombre había moldeado en sus tiempos el metal, exigían su precio por el rescate de la humanidad. Y su precio era la única herencia que la especie humana tenía por ofrecer: ¡los oankali querían a cambio la propia humanidad!




Imagina que la humanidad se ha cargado a la Tierra a base de sobreexplotarla y envenenarla. Guerra tras guerra, la humanidad también se ha ido haciendo daño y la autodestrucción estaba a la vuelta de la esquina. La capa de ozono también empezó a dar sus últimos coletazos de vida y no parecía que hubiese un plan B. Hasta que llegaron los oankali. Unos seres alienígenas que, como bien dice la sinopsis del primer libro, son comerciantes de genes. Tienen la maravillosa habilidad de modificar a los seres a nivel molecular como si de hacer pasteles se tratara. Han salvado a la humanidad de la extinción, pero ya sabemos que nada es gratis y los oankali ya han empezado a cobrar la deuda (CHAN CHAN)
Visto de esta manera, la trama incluso da miedo. Ya hemos visto en innumerables películas o leído en libros las invasiones alienígenas. Nunca son agradables. Siempre tienden al dolor y a la humillación de los que son conquistados, pero os puedo asegurar que los oankali, lejos de tener una apariencia humana, son más humanos y conscientes del dolor que pueden provocar que muchas personas, por lo que ningún humano ha sufrido durante esta conquista (los cabezones sí, esos siempre). Octavia Butler se ha servido de ese ataque a la humanidad, más bien les han tirado un cable de rescate, para profundizar y estudiar (y también jugar) desde una perspectiva externa a la humanidad y la contradicción que arrastramos con nosotros (y que dejaré que descubráis por vosotros mismos cuando leas el libro) y de plantear una lista innumerable de preguntas que nos afectan como ¿qué nos hace ser humanos? ¿qué estamos dispuestos a sacrificar para seguir siéndolo? ¿qué podemos llegar a soportar por la salvación de la especie humana? ¿somos tan racionales como creemos ser? ¿hasta qué punto somos capaces de asimilar y aceptar aquello que es completamente diferente a nosotros? Todas y cada una de estas preguntas se van contestando solas a medida que avanza la trama y vamos conociendo a los protagonistas, tanto del primer libro como los de los dos siguientes. Lilith, la protagonista del primer volumen, la primera mujer que entrará en el juego de los Oankali y que sufrirá la crisis de serle fiel a la humanidad y morir o adaptarse a lo nuevo. Algunos de sus familiares serán los protagonistas de las sucesivas novelas y que, desde mi punto de vista, no son tan destacables como la trama que tiene el primer libro (en realidad es uno solo, pero se ha dividido en tres partes). Humanos hay muchos y para aburrir, pero sin duda alguna los que más fascinación han despertado en mí han sido los Oankali. Una raza interesante, unos auténticos ingenieros de la genética y cuya sociedad y manera de relacionarse entre ellos me han dado auténticas ganas de dejar que hicieran conmigo lo que quisieran. No tienen un aspecto que se pueda llamar humano, están recubiertos de tentáculos sensoriales y además del género femenino y masculino, cuentan con un individuo neutro, ni macho ni hembra y que juega un papel muy importante en su reproducción. Uno de ellos será un maravilloso personaje que acompañará a Lilith en su inmersión en el mundo Oankali y, a título personal, uno de los que más he disfrutado. Por lo complejo que me ha resultado como personaje y como maestro a la hora de trasladar las ideas de la autora a la trama y por esa fascinación que siente hacia la raza humana que aún sabiendo que no es perfecta, siempre la quiere salvar aunque para los humanos el coste sea (o parezca ser) muy alto.


Octavia Butler ha hecho un trabajo magnífico tanto plasmando sus ideas de la psicología humana y comportamiento social como jugando a ser una diosa que experimenta con sus creaciones y las manipula a su antojo, pero por su bien. Sin duda alguna, es una pieza recomendadísima de la ciencia ficción y que no ha de caer en el olvido.

6 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Cada vez tengo más ganas de descubrir a esta autora y leer la trilogía Xenogénesis. Me ha llamado mucho la atención todo lo que has dicho, sobretodo lo que has hablado de los Oankali. En el nuevo año me gustaría leer por lo menos el primer libro, Amanecer. Espero disfrutar de ellos tanto como tú.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ponte con la trilogía pero ya, porque te va a encantar!

      Eliminar
  2. Jo pues me ha llamado la atención, de hecho lo he buscado en amazon y fnac pero parece que no es fácil de encontrar ¿no? (o no he buscado bien...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy MUY dificil de encontrar. Lo mejor es buscar por librerías de segunda mano o por alguna aplicación tipo wallapop y demás. Por ahí los encontré yo :)

      Eliminar
  3. Ole esas portadas ochenteras XDDDDDDDD Pues me parece una premisa super interesante, así que voy a investigar esta trilogía o__o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivan las portadas ochenteras xD A mí al principio no me atraía mucho porque hemos visto como nos invaden los aliens infinidad de veces, pero creo que Octavia ha conseguido darle un giro y hacerlo muy interesante. Espero que te animes con él.

      Eliminar

Adelante, soy toda ojos O.O