Páginas

domingo, 30 de octubre de 2016

Reseña "El cuento de la criada" de Margaret Atwood

El cuento de la criada
Autora: Margaret Atwood ~ Traducción: Elsa Mateo ~ Número de páginas: 475


El cuento de la criada, una de las novelas más célebres y prestigiosas de Margaret Atwood, constituye una mirada futurista a una sociedad totalitaria. Una mirada terrible y lúcida que denuncia la barbarie que pueden llegar a alcanzar los puritanismos extremos de toda índole y las ansias de dominio sobre los seres humanos privados del ejercicio del derecho a la libertad. En el estado de Gilead, donde tras una hecatombe nuclear, la población ha visto disminuida su capacidad de reproducción, las Criadas, vestidas con hábitos rojos de la cabeza a los pies, con el rostro cubierto por un velo transparente y enmarcado por una toca blanca, desempeñan una función esencial: concebir y dar a luz a futuros ciudadanos. Destinadas a esta empresa suprema, viven enclaustradas y reducidas a ser un cuerpo con una única misión: reproducirse.



Imagínate que un día te despertaras y tu cuenta bancaria estuviera a nombre del pariente masculino más cercano que tuvieras. Y eso es solo el principio, porque luego vendrían las persecuciones (porque cómo eres capaz de vestirte así, de actuar así, de moverte así) y el adoctrinamiento. Eres una mujer y el único cometido en tu vida es tener hijos. Unos hijos que ni siquiera serán tuyos tras nacer, pertenecerán a otra pareja, de más edad que tú, para criarlo. Imagínate que el mundo sólo te viera como una vasija vacía hasta que estuvieras embarazada. Imaginatelo porque esto es únicamente un cuento. O no.
Y esta es, a grandes rasgos, la idea básica de la que parte "El cuento de la criada", una de las novelas más aclamadas de Atwood, y que presenta un supuesto futuro teocrático, el cual parece un matriarcado por ser las mujeres una parte de la fuerza dominante, pero que en realidad es un patriarcado encubierto. Las mujeres visten de diferentes colores según su posición en la sociedad y los hombres parecen quedar en un segundo plano. La protagonista, Defren, es una Criada, viste de rojo de acuerdo a su condición de mujer fértil y es la narradora de este perturbador cuento, partido entre recuerdos y presente. Aún no he decidido cual de los dos es más negativo y desolador, pero el segundo de ellos sí que es uno de los más asfixiantes y terroríficos que he tenido la oportunidad de leer. Respecto a sus recuerdos, quería destacar a las Tías. Mujeres que se encargan del adoctrinamiento de las chicas que van a servir como meros recipientes para traer niños al mundo. Ninguna de las ideas que intentan inculcarles, ninguno de los reproches que les hacen son desconocidos para el lector y por eso creo que "El cuento de la criada" me ha parecido tan terrorífico. Porque se acerca demasiado a la realidad y puede parecer un futuro posible (se escribió en 1.985 tras la vuelta al conservadurismo Iraní y la posibilidad de que algo así pudiera pasar en un país occidenal). Además, la prosa de Atwood es capaz de trasmitir todas esas sensaciones. Es casi poética, muy bonita, y por ello contrasta y destaca más aún con algunas de las terroríficas escenas que narra.
Como siempre, toda buena historia tiene un pero y es que "El cuento de la criada" comienza de una forma que hace dudar al lector y no sabe exactamente dónde se encuentra. Para mí gusto tarda mucho en verse cuándo se ha producido el cambio, y de manera tan radical, en una sociedad que contaba con plenas libertades para ambos sexos. Aún así sigue siendo un ejemplo de choque perfecto y con un marcado acento feminista.

5 comentarios:

  1. Me gustan mucho este tipo de historias *-*
    El feminismo es algo que se ha puesto de moda, supongo que por las reivindicaciones absurdas que se han hecho en los últimos años, así que cada vez que veo una novela que puede tratar esto correctamente, desde un punto de vista correcto, va directo a mi wishlist.
    ¡Gracias por hablarnos de él! :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Tú haces reseñas ninja, ¡nunca me entero! (Hasta que un día me pongo a cotillear tu blog y hala, ahí están). Bien, ni qué decir que lo tengo pendiente, porque de la Atwood solo me he leído una obra. Pero caerá, vaya que sí...

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Llevo mucho tiempo con ganas de leer este libro y nunca me animo. Me ha encantado como lo has descrito todo y me has dejado con más ganas aún de leerlo. Aunque me aterra eso de que pueda ser un futuro posible.
    Un beso

    ResponderEliminar

Adelante, soy toda ojos O.O