Páginas

martes, 25 de octubre de 2016

Reseña: "Aprendiz de asesino" de Robin Hobb

Aprendiz de asesino
Trilogía del Vatídico #1

Autora: Robin Hobb ~ Traducción: Manuel de los Reyes ~ Número de páginas: 392

Nadie confía en él, pero el futuro del reino está en sus manos. La primera entrega de una trilogía de dimensiones épicas. El joven Traspié es el hijo bastardo del príncipe Hidalgo, heredero al trono de los Seis Ducados. En la corte, crece bajo la tutela del arisco caballerizo de su padre. Todos los miembros de la realeza lo consideran un paria, salvo el taimado rey Artimañas, que ordena que sea adiestrado en el arte de matar Traspié ha heredado la Habilidad, la magia de la familia real, pero también un conocimiento más oscuro y propio de un muchacho criado en un establo entre animales. Cuando un sanguinario enemigo empieza a asolar las costas del reino, Traspié ya está preparado para servir como un hombre en su primera y peligrosa misión. Pese a que algunos lo ven como una amenaza al trono, quizá sea en realidad la clave de su supervivencia.



Todos sabemos que existen novelas y novelas. Y en el género fantástico aún más, porque requiere del lector algo más que una vistazo rápido por las líneas de los párrafos para leer la historia, más aún si el autor nos las quiere hacer pasar canutas con el mundo que ha creado y no pone ningún tipo de ayuda para acostumbrarnos a él (La saga Malaz, por nombrar un ejemplo). Por otra parte, también existen muy pocos libros que cuenten con lo que yo llamo el cuarteto: historia, personajes, ambientación y prosa -o traducción, ya que estamos hablando de su versión en castellano-. Y "Aprendiz de asesino", la primera parte de una trilogía, tiene ese cuarteto y muchísimo más.
La historia nos sitúa en los Seis Ducados, una noche fría y lluviosa, siguiendo los pasos de un hombre y un chiquillo de apenas seis años. Éste, nuestro protagonista indiscutible de la historia, es Traspié, el bastardo del heredero al trono que ha heredado algo más que los rasgos físicos de su padre. Su nueva posición en la vida real, su crecimiento personal, las penas y alegrías que le tocarán vivir y su adiestramiento son los temas principales de este primer tomo de la trilogía. Lejos de ser una descripción sin cesar de entrenamientos y lecciones, la historia va tejiéndose alrededor del personaje que avanza con él y también hace partícipe al lector de ello. No es una trama destacable ni novedosa, porque ya hemos leído gran cantidad de libros cuyo protagonista es repudiado por muchos de su alrededor, pero que consigue salir a flote gracias a una serie de amigos que lo apoyan, pero a pesar de ello consigue enganchar, consigue que leas páginas y páginas sin apenas respiro y creo que en gran parte se debe a la Maña (guiño guiño) de Robin Hobb para crear personajes que tienen muchos tonos de gris. No se vale de descripciones flojas o superficiales, sino que va un paso más allá descubriendo pequeños acontecimientos pasados de la vida de cada uno de ellos para explicar porqué son cómo son y qué los mueve a hacer lo que hacen. Ya desde el primer momento se le coge cariño a Traspié, se suspira por conocer a Higaldo, se admira a Veraz, se odia a Regio, no te fías de Artimañas y sientes curiosidad por Chade. También hay que mencionar esos nombres propios tan peculiares -y tan bien traducidos al castellano- y que hacen referencia a alguna cualidad del personaje en sí, lo que consigue engrandecerlos aún más.
Y como ya decía arriba respecto al cuarteto, pasamos al último punto: la prosa. Prácticamente el 70% de la novela es narración y descripciones. Lejos de parecer superflua y carente de sentido, parece que se han ido eligiendo cada una de las palabras al dedillo. Hay una palabra exacta para cada movimiento y gesto. Los personajes no hablan por hablar y cuando lo hacen es posible escuchar sus voces. Cuántas veces no me he encontrado con conversaciones absurdas y que no aportan nada a la trama. Aquí cada párrafo y cada diálogo tiene un propósito final. Sin una traducción tan cuidada como la de Manuel de los Reyes (y por lo que he leído su fama viene de lejos), estoy convencidísima de que "Aprendiz de asesino" no sería ni la mitad de lo maravilloso que es.
En definitiva, "Aprendiz de asesino" no será un libro que destaque por una trama sin parecido con otras, pero la calidad de los personajes, la magnífica voz de la narración y su traducción al castellano hacen del primer libro de la trilogía una auténtica delicia para el lector.

2 comentarios:

  1. Este no es uno de los géneros que más leo, pero desde hace tiempo que voy detrás de la autora para poder leer alguna de sus sagas *-* Hace poco me enteré que siguen un orden especial, así que lo he ido posponiendo un poco pero espero quitar esto de mis pendientes pronto :P La sinopsis de esta nueva saga me llama mucho la atención, así que me alegra que lo hayas disfrutado tanto :D ¡A ver si le puedo dar una oportunidad!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate y empieza con este que es el primero que hay que leerse :D

      Eliminar

Adelante, soy toda ojos O.O