Páginas

jueves, 29 de octubre de 2015

[Resumiendo lecturas]: octubre 2015



      Parece que la llegada del otoño y del frío hayan congelado mis ganas de leer. Entre eso y que parece que las horas pasen más deprisa, la lista de libros leídos durante octubre es irrisoria. Más teniendo en cuenta que dos de ellos los he leído casi en las últimas semanas, pero es que, esta vez, las aventuras del mago Harry Dresden se me han atragantado hasta casi no poder terminarlo. Creo que ha perdido toda la frescura y el ingenio que desbordaba del protagonista se ha secado por completo. Para colmo, la intervención de Bob, uno de mis personajes favoritos, ha sido muy insulsa y corta, casi no parecía él. Y seguramente, eso dijeron los habitantes de la tierra cuando se enteraron de que Mark Watney estaba vivo. En Marte. Y tenía que sobrevivir a toda cosa. Si queréis que resuma el libro en pocas palabras serían estas: "con dos cojones y un palillo". Porque sí. Porque si te quedas tirado en Marte no te preocupes que tu carrera de ingeniería te servirá seguro para idear un plan A, B o incluso C si todo se va al traste. Pero, de verdad, Watney, no hacía falta que nos instruyeras en todo lo que hacías. Desde intentar cultivar algo a desmontar un montón de cachivaches que no hemos visto en nuestras vidas. Eso sí, con mucho humor, ingenio y picardía. Menos mal que fue Mark el que se quedó en Marte porque, si hubiera sido cualquier otro de la tripulación, esta misión hubiera sido imposible. Y hablando de cosas imposibles. Cómo nos gustan ¿eh? Que se lo digan a Elspeth  y a David.  Ella, una escritora escocesa de poemas. Él, un americano con muchas ganas de vivir y gran fan de los poemas de Elspeth. Una carta tras otra y otra hará que se inicie algo más que una amistad. Podría decir que es una mezcla entre "El jinete de bronce" (una preciosa historia de amor en el epicentro de una guerra) y "Contra el viento del norte" (otra historia de amor, pero que se desarrolla mediante e-mails). Simplemente maravillosa, con mucha fuerza y unas cartas realmente evocadoras. No hay una historia igual, ni dos personajes como ellos. 





6 comentarios:

  1. Tengo muchas, pero muchas ganas de leer el marciano. Y la de Cartas desde la isla de Skye ya había leído muy buenas críticas, pero aún así no logro animarme D=

    ¡Un besote, hermosa!

    ResponderEliminar
  2. Hoy voy a ser el rancio de la vida, porque El marciano, tanto libro como peli, paso mucho, porque hay algo que me dice que no, que no es mi tipo de historia. Harry Dresden leí el primero y me pareció tan flojete que no seguí (también puede ser que venía del primero de Anita Blake y al comparar...) Y el otro... el otro no lo conozco, pero así de primeras, no me llama mucho.

    Lo dicho, el rancio del día XD

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    El marciano no me llama nada, de hecho vi la peli porque me arrastraron y me pareció un tostón y poco creíble. Cartas desde la isla de Skye tiene muy buena pinta, no lo descarto como futura lectura ^^
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Me ha encantado tu escrito, tu manera de hilar todas tus lecturas^^
    Tengo ganas de leer El marciano, que también quiero ver la peli algún día jeje
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Cartas desde la isla de Skye me la recomendó una amiga hace tiempo así que seguro me gusta. El marciano lo tengo pendiente, me apetece leerlo antes de ver la película, pero nunca encuentro el momento para empezarlo!
    Que se te dé bien el próximo mes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Yo también leí hace poco el de La tumba y no sé, no tengo los siguientes libros de la saga...y creo que me voy a parar ya aquí, fue bonito mientras duró.

    ResponderEliminar

Adelante, soy toda ojos O.O