Páginas

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Reseña "Quedaos en la trinchera y luego corred"

Quedaos en la trinchera y luego corred
Autor: John Boyne ~ Traducción: Rosa Pérez Pérez ~ Número de páginas: 254

     El 28 de julio de 1914 Alfie celebra la fiesta de su quinto cumpleaños. Coincide con el estallido de la Primera Guerra Mundial. El padre de Alfie, Georgie, decide alistarse inmediatamente porque cree que es su obligación de ciudadano y, además, está convencido, como todo el vecindario, de que todo acabará antes de que lleguen las Navidades. Pero el tiempo pasa y la guerra sigue y, poco a poco, la vida de Alfie se resiente: su madre tiene que trabajar día y noche porque no tienen para comer, unos vecinos suyos, judíos originarios de Praga, empiezan a sufrir el acoso de la gente hasta que unos soldados se los llevan no se sabe dónde, el que había sido mejor amigo del padre, Joe, decide no ir a la guerra y recibe todo tipo de humillaciones e insultos… 


     Alfie, un niño de tan sólo cinco años, continuará el resto de su vida entre dos números: 28 de julio de 1914, su cumpleaños y día en la que estaba la I Guerra Mundial y el 14.278 número que le asignan a su padre cuando se alista en el ejército con motivos tan nobles como defender su patria. A partir de ahí, y tras cuatro años, Alfie ayudará a su madre con su sueldo de limpiabotas y además, se enrolará en la tarea de salvar a su padre.
     Parece que Boyne tiene una extraña fijación entre las guerras y los niños. Una de sus anteriores publicaciones, El niño con el pijama de rayas, se convirtió en un grandes ventas y desde entonces no ha dejado de escribir teniendo como protagonistas a niños pequeños. Esta vez, debo reconocer que nuestro protagonista, Alfie, me ha caído bien e incluso he llegado a cogerle cariño. Su edad mental me ha parecido acorde con su verdadera edad, aunque ha tenido que crecer y cambiar papeles con sus padres para ser él el adulto. Alternando entre pasado y futuro iremos conociendo no solo a su familia, también a los vecinos de su calle y en especial a Joe, un objetor de conciencia que sufrirá la irá de la sociedad por no adaptarse a los moldes que imponen. Desconocía por completo que esta figura ya existiese pues lo atribuía a un término mucho más actual. En cualquier caso, ha sido toda una sorpresa y contribuye a hacer más solida la trama. Ambas posiciones, el hombre que no cuestiona por qué va a la guerra y el que sí, me han parecido muy interesantes. También destacar la relación de Alfie con su vecina, con mezcla de nacionalidades, a la que se llevarán por no considerarlos residentes en pleno derecho y unos espías del bando contrario. Es una de las grandes moralejas del libro.

 "-Entonces, mitad astrohúngara, mitad francesa.
-Ella no era una fracción."

     De todas formas, sigo pensando que Boyne escribe para niños grandes. Tiene un estilo muy sencillo y plano que no termina de gustarme e incluso muchas veces se me hacía algo irreal. Algunas situaciones, algunos desenlaces siempre tienden a la felicidad de los personajes. Quizá me ha faltado algo más de drama, que se explotase un poco más la cruda realidad de la guerra y que tuviera mucho más impacto en el lector. Aún así, tiene escenas realmente emotivas, tiernas y dulces, porque en las trincheras, los soldados no sólo luchaban por su país, también luchaban por el mejor motivo del mundo, por amor.

En definitiva, mi segundo intento con el aclamado autor de "El niño con el pijama de rayas" ha ido mucho mejor, con una historia bien hilada pero que se podría haber aprovechado mucho más, pero que si miramos al público al que va dirigido no deja de ser todo un acierto, tierno, dulce, una historia sobre lo que seríamos capaces de hacer por nuestra familia. 

6 comentarios:

  1. Creo que por la temática que trata puede ser un libro que me gustará.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. No está mal encontrarse un libro así desde un punto de vista menos duro y más tierno. No sé si lo leeré, ya que no tengo claro si el autor será de mi estilo =)

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo dos libros de este autor y no he leído ninguno de los dos. Este no lo tengo y de momento no creo que me haga con él. A ver si leo pronto los libros que tengo de este autor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. En su día "El niño del pijama de rayas" no me disgustó, aunque no sé lo que opinaría ahora. Este no está mal, pero tengo la sensación de que no me pierdo demasiado si no lo leo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Que pinta mas buena que tiene el libro :D, me encanta esta temática y el autor de momento no me decepcionó, así que apuntado queda :D

    ResponderEliminar
  6. Cuando leí el niño con el pijama de rayas me gustó, más que nada porque en ese momento quería leer algo sencillo. Me anoto el título porque me gustaría leer algo más de este autor, aunque más o menos me hago ya una idea de lo que me puedo encontrar.

    Un besiño

    ResponderEliminar

Adelante, soy toda ojos O.O