Páginas

lunes, 4 de marzo de 2013

Reseña "Matar a un ruiseñor"



Matar a un ruiseñor
Autora: Harper Lee
Número de páginas: 323

Sinopsis: Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama (EE UU), cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Matar a un ruiseñor muestra una comunidad dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales. Y con un sistema judicial sin apenas garantías para la población negra.  




Opinión personal:

      Cuando Harper Lee escribió en 1960 "Matar a un ruiseñor" basado en sus propias vivencias personales, lo publicó sin la menor esperanza de éxito y con miedo a un estrepitoso fracaso. Cual no sería su sorpresa cuando su ruiseñor empezó a recibir elogios por parte de la crítica, hasta el punto de ganar el prestigioso premio Pulitzer e incluso, contar con la envidia de Truman Capote. Siendo así ¿qué tiene de extraordinario "Matar a un ruiseñor"?

     Estamos en un pueblo ficticio, en Alabama, donde la reputación y la familia lo son todo, pero para los Finch, prima la libertad de expresión, algo que no gusta mucho en el pueblo. A través de los ojos de Scout, la pequeña de la familia y nada convencional, presenciaremos la crueldad de una sociedad mojigata, racista e ignorante, donde lo más importante son las apariencias. 
     En un principio, el libro puede hacerse algo lento, porque de verano en verano y mediante la voz de Scout, asistiremos a todas sus travesuras, junto a su hermano y un amigo. Aventuras como vigilar al vecino de la casa de al lado que nunca sale, representar obras de teatro en plena calle o bañarse en el río. Pero será a partir de la mitad de la historia, cuando se comience a desarrollar la trama que promete la sinopsis, el juicio de un hombre negro, que despertará la antipatía del lector hacia la sociedad en que les ha tocado vivir y en palabras de Jem -hermano de Scout- muy injusto.

"[...] pero antes de vivir con otras personas, tengo que vivir conmigo mismo. La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno." 

       A parte de la encantadora Scout, la cual ha supuesto una de los principales entretenimientos a la hora de continuar la historia, cabe destacar a Atticus, cabeza de familia y abogado que se encargará de la defensa en el juicio. Una figura paterna esencial, honorable, justa y modelo de integridad a seguir, que predica con el ejemplo, siendo justo y dejando que sus hijos aprendan a base de sus propias experiencias. A lo largo de las páginas seremos testigos del rechazo del pueblo, mediante insultos, a que aceptase defender a un negro, aún a costa de su propia seguridad. Por otro lado, tenemos a Jem, hermano mayor de Scout y que será una figura un poco más adulta que ella, que la ayudará a entender el clasicismo de la sociedad, que a ojos de una niña de 8 años no existe. Por supuesto, no podía dejar de nombrar a Calpurnia, la niñera negra de ambos y que servirá de enlace entre el mundo de los blancos y el de los negros. 
      Poco más puedo contaros, salvo que la familia Finch es todo un ejemplo a seguir en cuanto a integridad y sentido de justicia. Que Scout os hará reir con sus ocurrencias y respuestas porque, como no podía ser de otra forma, no quiere ser una dama que reparte pasteles entre sus amigas-es más, durante todo el libro se pasea vestida con un peto vaquero-, ella quiere ser abogada. Que os encantará el estilo tan directo y fresco de la pluma de Lee ya que en pocas páginas os estaréis bañando en el río junto a Scout, Jem y Dill.

En definitiva, Matar a un ruiseñor es uno de esos clásicos a los qué la fama les precede, pero lejos de eclipsarlo, la propia historia lo supera y con creces. 
¿Qué os parece? ¿Lo habéis leído? ¿Habéis visto la película?

22 comentarios:

  1. Un clásico que todavía no he leído pero que, por tu reseña, creo que haré pronto.

    Un besito y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo contigo y con tu puntuación. Lo he leído hace poco, y todo es admiración hacia la autora. Refleja muy bien la sociedad de los años 30.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído, es más, no lo conocía hasta que Charlie lo nombró en el libro Las ventajas de ser un marginado. Me lo apunto para leerlo más adelante guapi ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. llevo muchísimo tiempo queriendo leer este clásico y, tras leer tu reseña, estoy segura que me va a encantar *O*

    ResponderEliminar
  5. Este es uno de esos títulos de los que he oído hablar muchísimo, pero que nunca me he animado a leer.
    Eso sí, después de tu reseña, tiene bastantes punto s a favor de ser incluido entre mis próximas lecturas. Tal cual lo has descrito, tiene pinta de libro que me gustaría.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Yo no he leído.. y eso que me lo habían prestado pero lo devolví xDD. Nunca me acabo de animar con los clásicos, a ver si lo leo :P. Me tendré que fiar de ti *3*.

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo pendiente desde hace tiempo. Soy un completo desastre, lo sé y debería leerlo ya, porque además por lo que cuentas creo que me va a gustar mucho.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. No he visto la película pero el libro lo tengo pendiente desde hace un montón porque me lo han recomendado varias veces
    besos

    ResponderEliminar
  9. Tengo que leerlo algún día...
    besos

    ResponderEliminar
  10. Es un libro precioso. A mi al principio también me costo pillarle el punto, pero luego me encantó por el mensaje que transmite, y acabe cogiendo mucho cariño a los personajes. La peli la quiero ver, a ver cuando encuentro el momento.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  11. Es una joya. Un clásico que se convirtió en uno de mis libros favoritos
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es un libro que tal vez no me atrevería a leer de no ser por las fantásticas reseñas que voy leyendo de él. Uno de mis pendientes...
    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Adivina quien ya lo presto en la biblitoeca *O* y lo tiene en casita *O*

    ResponderEliminar
  14. JO que todavía no lo leo T_____T pero sin dudas un día de estos me lo compro. Besos!

    ResponderEliminar
  15. No conocía tu blog, así que me quedo un poco por aquí de visita. Éste es uno de mis libros favoritos, al igual que la película. Conservo ambos como oro en paño. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Pues yo ni he visto la película ni he leído el libro... creo que lo incluiré en alguno de mis ayutoretos de leer clásicos este año :3 que pinta bastante bien (y además... la portada que has puesto me encanta ;0;)

    ResponderEliminar
  17. Es una de las peliculas q pasaran a la historia....en lo q se refiere al libro,no,no lo habia leido....

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Con lo famoso que es el libro y no lo leí. Desde luego le tengo muchísimas ganas :D

    ResponderEliminar
  19. Lo tengo pendiente, lo leeré en algún momento de mi vida. La película no la he visto ;)

    ResponderEliminar
  20. No hace falta que te diga que lo quiero leer T_T En fin, quiero hacer tantas cosas xDD
    Me ha encantado la frase que has escogido, es muy yo =) Siempre pienso que con mi carácter no podré vivir con nadie xDDDD
    Un besito^^

    ResponderEliminar
  21. No lo he leído pero si es uno de mis eternos pendientes. A ver si me acabo lanzando de una vez.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  22. Vale, me has convencido, tengo que leerlo *____* He oído hablar de este libro y de su adaptación cinematográfica tropecientas veces, pero si te digo la verdad nunca he sabido de qué trataba la historia. La sinopsis ya me gustó y tu reseña parecía decirme a gritos que tengo que leerlo, así que me lo apunto. <3

    ResponderEliminar

Adelante, soy toda ojos O.O