Páginas

sábado, 10 de marzo de 2012

Reseña: "El niño con el pijama de rayas"



El niño con el pijama de rayas de John Boyne




Aunque el uso habitual de un texto como éste es describir las características de la obra, por una vez nos tomaremos la libertad de hacer una excepción a la norma establecida. No sólo porque el libro que tienes en tus manos es muy difícil de definir, sino porque estamos convencidos de que explicar su contenido estropearía la experiencia de la lectura. Creemos que es importante empezar esta novela sin saber de qué trata. No obstante, si decides embarcarte en la aventura, debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una. Por último, cabe aclarar que este libro no es sólo para adultos; también lo pueden leer, y sería recomendable que lo hicieran, niños a partir de los trece años de edad.




Bruno es un niño alemán que se ve obligado a trasladarse junto a su familia desde Berlín a una casa llamada Auschwitz. Como buen niño pequeño que es se quejará y se quejará de que su nueva situación no le gusta, de que el techo de su habitación tiene goteras, que la casa en la que vivieron tenía más plantas que esta (cinco, nada más y nada menos) y que se aburre soberanamente. Pero desde la ventana de su cuarto se ve una gran alambrada con multitud de "casitas" (barracones, vamos), además de muchos soldados y personas vestidas con un pijama de rayas, como él lo llama.

"Bruno y Gretel vieron a cientos de personas, pero había tantas cabañas y el campo se extendía hasta tan lejos, más allá de donde alcazaba la vista, que daba la impresión de que debía de haber miles."

A través de los ojos de Bruno, de la inocencia que caracteriza a los niños pequeños, nos vamos acercando a ese horror llamado "la Alemania nazi". Bruno no ve más que un campo con mucha gente vestida a rayas y soldados, pero lo que de verdad nos está enseñando el autor es el campo de concentración de Auschwitz, donde miles de personas murieron por no tener ni la misma doctrina ni los mismos ideales que los patrióticos.
Y a pesar de su corta edad, Bruno, es capaz de sentir escalofríos al ver el campo de concentración  y darse cuenta de que hay personas "malas" que obligan  a hacer cosas malas.
En una de sus salidas, cuando ya casi piensa que su excursión no ha valido para nada, se encuentra con otro niño de su misma edad y nacido el mismo día, al otro lado de la valla. Tendrán pequeñas conversaciones donde podremos comparar el estilo de vida que lleva cada uno. Bruno, en su casa, recibiendo clases, con comida puesta en la mesa, en definitiva, lo que debería ser la rutina de un niño normal. Shmuel, al otro lado de la valla, pasando hambre, hacinado junto al resto de sus congéneres y sometido a abusos y maltratos.

"Era más bajo que Bruno y estaba sentado en el suelo con expresión de tristeza y desamparo. Llevaba el mismo pijama de rayas que vestían todos al otro lado de la alambrada, así como la gorra de tela. No calzaba zapatos ni calcetines y tenía los pies muy sucios. En el brazo llevaba un brazalete con una estrella. "

El libro no es que sea una obra maestra de la literatura pero refleja, desde el punto de vista de un niño, algunas de las barbaridades que se cometieron para preservar la raza aria, entre otras cosas. Se llega a hacer pesado ya que el lenguaje es simple y la acción escasea, pero a mi modo de ver tiene algunas descripciones de Hitler muy acertadas y que todos hemos pensado al ver alguna imagen suya.
Lo mejor: como llama Bruno a su hermana Gretel.
Lo peor: la impotencia de saber que han pasado cosas así.
Sentencia: estoy segura de que se va a convertir en lectura obligatoria de muchos institutos, igual que en mi época lo fue "Cuando Hitler robó el conejo rosa". No es imprescindible, pero se puede leer en un par de tardes para descansar de lecturas más largas.







12 comentarios:

  1. No lo he leído pero sí que he visto la película y me gustó mucho :D
    estoy de acuerdo contigo en Lo peor del libro...
    Besoss y gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película impacta mucho más, el libro parece que es un poco menos duro, pero sea cual sea el formato te hace reflexionar.
      Besos y gracias a ti por comentar^^

      Eliminar
  2. No me suena ese libro que te recomendaban. En mi época era El mundo de Sofia el obligatorio y en cuanto al cine, arrasaba El club de los poetas muertos.

    Este libro me impactó. Como dices, no es una gran obra maestra, pero llega de igual manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Cuando Hitler robó el conejo rosa" me lo leí en 2001 o así, como lectura obligatoria en el instituto, pero nunca tuve "El mundo de Sofía" sobretodo por que no creo que nadie de clase pudiese con él, aunque yo me lo leí por mi cuenta y me gustó mucho.
      Un beso!

      Eliminar
  3. Hola!

    A mi me conmovió, no sé es que me dio mucha ternura ver esa atrocidad desde la perspectiva de un niño. Tienes razón no es una obra maestra, pero a mi me llegó y con eso a mi me basta =)

    Muchos besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Sherezade.
      Gracias por comentar^^

      Eliminar
  4. Muy buena reseña. Este libro lo leí ya hace tiempo y me gustó muchísimo. A mi en mi época me tocó leer Ética para Amador, jaja, q aburrimiento!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alyena^^
      ¿"Ética para Amador"? No lo conozco, pero por el nombre si que suena a rolloxD
      Un beso!

      Eliminar
  5. Yo lo releí hace poco, y me encantó igual que la primera vez :)

    ResponderEliminar
  6. He leido muy buenas criticas de este libro pero es que yo con estas historias no puedo, me entra un mosqueo que vamos, hitler sigue vivo y me lo cargoo!! jeje
    Pero me alegro un montón de que lo disfrutaras ^^
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mosquearse es poco. Pero si ves la película ya...puf, vaya tela.7
      Un beso!

      Eliminar

Adelante, soy toda ojos O.O